654 80 29 57 (whatssap) info@care-sport.com

Su pasión por el atletismo nació en su niñez, y por Iris, su hija, hace diez años. Dos amores que Bea Molina (Castellón, 1973) estuvo a punto de perder en un accidente, pero de los que encuentra cada día la energía para levantarse, calzarse las zapatillas y lanzarse hacia sus metas. Una de ellas está en Río 2016, aunque bien sabe ella que la escalera del éxito se sube despacio.

Porque las escaleras no solo suben, también bajan. Uno de sus peldaños arrastró a Molina hasta el infierno en 2005. «Vivo en un primero y nunca usaba el ascensor. Como siempre, bajé con mi hija de seis meses en brazos y tropecé». El instinto maternal la impulsó a caer hacia atrás sin importarle que el golpe le fracturara dos costillas y una vértebra. «Empezó un calvario, pero lo volvería a hacer mil veces».

>> Seguir leyendo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que analizan el uso del mismo con la finalidad de mejorar nuestros contenidos y su experiencia como usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración y obtener más info aquí.

aceptar